jueves, 13 de octubre de 2016

Una Bandera Indigena En El Corazón De Madrid


Puede parecer un gesto simple, puede parecer una afronta con escasas consecuencias al conservadurismo del ex Imperio Español.Y seguramente sea eso.Pero me ha gustado que la gente de Carmena lo haya hecho.Me ha gustado, repito.
A quienes no les ha gustado es a los mismos que repiten que Marx está superado, que la educación y la sanidad públicas son ideas sesentistaas y trasnochadas.A los mismos que repiten que ya no es necesario el feminismo porque las mujeres ya tienen tantos derechos (o incluso más! dicen...) que los hombres.Y otro tanto dicen de los gays.Sin comentarios! (éste punto me lo reservo para otro escrito)
Dicen que vivimos en el pasado, que Marx es del siglo XIX!
Lo dicen los que adoran a un zombi de hace 2000 años; lo dicen los partidarios del Ministro Del Interior que tiene ayuda de un ángel para aparcar, el mismo ministro que condecora a una virgen de madera...
Los mismos que rinden pleitesía al Dios Mercado, ese dios que reina sobre un sistema que tiene varios siglos ya sobre la tierra creando desigualdad: El capitalismo.
El capitalismo tiene sus raíces profundas en la historia y no podríamos entenderlo sin recordar cabalmente hechos que ocurrieron mucho ántes de su génesis.Por ejemplo, la gesta conquistadora y colonizadora de los imperios europeos en un continente caprichosamente llamado América.
Que vivimos en el pasado, dicen.También dicen, y ésto es cierto y también lo digo yo, que sin Don Cristóbal no estaríamos todos nosotros aquí.Pero eso no tiene nada que ver con la visión crítica de la historia y el análisis de los ecos que resuenan hasta hoy en todo un continente y en todo el mundo, de aquella gesta sangrienta.Ahí tenemos las muestras.Ahí tenemos Haití empobrecida y arrasada por un sistema humano injusto que la ha dejado desde luego demasiado vulnerable a catástrofes naturales.Aí tenemos el racismo y la segregación.Ahí tenemos el colonialismo, que, señores, no ha caducado, no es cosa del pasado, de revisionistas rencorosos, no.Ahí tenemos la extracción del coltán para que usted señor pueda mandar mensajes con su dispositivo móvil.Tenemos el expolio de continentes enteros, de millones de personas.
Y todo ésto, no puede dejar de remitirnos a éstos más de quinientos años que han pasado y de cómo lo han hecho.
Por no hablar ya más, de la forma en cómo España conmemora la fecha.Desfiles militares? Muestras de poder bélico, de la violencia hegemónica del Estado comandado por un Rey...otra institución muy actual, si, es verdad que somos nosotros los anticuados, los que leemos a Karl Marx,
Por no hablar de las muestras de orgullo franquista, fascista e incluso nazi que cada doce de octubre tenemos en grupúsculos de lumpen españoles en varias localidades del país.
De modo que mi mensaje para aquellos que se sientan molestos por ver ondear una colorida enseña andina en el corazón de Madrid es "espero que ésto sea el comienzo, y que tengáis muchas más razones para sentiros incómodos en los años por venir"
Es un deseo profundo de éste mestizo "subamericano" que vive entre vosotros, mal que os pese a muchos, en las entrañas de un imperio que nunca llegó a ser, a pesar del esfuerzo sangriento del último soñador imperial, don Paco Franco.
Y luego el nostálgico es uno!
Se fastidien!

Leon Gieco - Cinco Siglos Igual


Iron Maiden - Run To The Hills


No hay comentarios:

EL MALEFICIO DE LA DUDA

EL MALEFICIO DE LA DUDA
POR AMOR AL ARTE