viernes, 27 de febrero de 2015

Musulmanías



Musulmanías
por Marcos NuMaN,

Milicianos del Estado Islámico destrozando estatuas milenarias en un museo de Mosul.El mismo museo que en 2003 fuera saqueado durante la ocupación norteamericana, es ahora el blanco de éstos señores que llevan a Allah en sus corazones y basura en sus cerebros.
Se requieren unos pocos minutos y un par de descerebrados para destruír un patrimonio histórico de miles de años de antigüedad.A comienzos de éste milenio (si, no en el siglo XIX) ya asistimos al derribo de dos gigantescas estatuas de Buda, patrimonio de la humanidad.Otra pérdida irreparable a manos de éstos fanáticos irracionales e incultos llamados musulmanes.
Está claro que estamos ante personas tan perturbadas que reescribirían la historia si es preciso.Ya sabemos que son capaces de matar, capacidad de la que desde luego no tienen la exclusividad ni mucho menos.


El problema es de raíz.
Podemos hablar de la manipulación innegable de occidente, es decir las grandes corporaciones y gobiernos que les proporcionan las armas y los medios necesarios para ser abundante carne de cañón y la excusa perfecta para la guerra permanente.Si, todo eso es cierto, para el que quiera verlo.
Pero el problema nació, en mi opinión, con sus propios mitos y su profeta Mahoma.


Podrá alguien hablarme de millones y millones de musulmanes "moderados", pacíficos, etc...Pero no debe escapársele a nadie que por más que existan diferentes interpretaciones de un texto ·sagrado y diferentes lecturas de las enseñanzas de un "profeta", lo que está escrito está escrito.Y esa misma letra es la que han visto, si es que hablamos de gente alfabetizada, tanto los "moderados" como los "extremistas".Tanto los amorosos padres de familia - que pueden o no apedrear a su hija deshonrada -, como los fanáticos que se colocan un cinturón de explosivos y salen a hacer su último servicio a Allah.
Y la verdad es que la propia historia de Mahoma arroja luz sobre el comportamiento de éstas bestias humanas.Éstos subnormales en realidad están siguiendo al pie de la letra antedicha el "ejemplo" de Mahoma:"Si el propio profeta lo hizo, es fácil para nosotros (hacerlo), aunque valgan miles de millones de dólares".



“Musulmanes, estas estatuas eran ídolos para la gente de tiempos antiguos, que las adoraban en lugar de adorar a Dios”
“Los llamados asirios, acadios y otros pueblos tenían dioses para la lluvia, para la cosecha, para la guerra… e intentaban acercarse a ellos con ofrendas”.
“El profeta eliminó y enterró los ídolos en La Meca con sus benditas manos”

"El muerto se asusta del degollado" diría yo.Una creencia irracional que persiste hasta hoy se irrita con las creencias de cientos de años atrás.
Qué más se puede decir?
Es imposible razonar con la irracionalidad.
Que ésto pase en pleno siglo XXI nos hace pensar en cuánto nos falta por evolucionar como especie.
Si llegamos...

4 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Eso es lo que trae el fanatismo radical; desorden, y barbarie. Y ya no solo de estos, sino de todos. Yo siempre he dicho que el fanatismo, parta de donde parta, da lo mismo la ideológica política, o al dios que invoquen, están todos para que los aten a la pata de la cama. Y te digo lo del fanatismo, porque vale para todo el mundo. Yo nací y me moriré siendo de izquierdas, porque lo mamé en casa, pero la izquierda radical y extrema, tampoco me gusta para nada, porque no tienen razón de ser, ni creo que tienen cabida en sociedad alguna.

Abrazo NuMan.

Piedra dijo...

Occidente es mucho más fanático y creyente que oriente, aunque en realidad el dios de todos ellos/nosotros es el mismo con distinto nombre y esto no es una forma de hablar, solo hay que compararlos, son la misma cosa.

Detrás de toda esta puesta en escena hay mucho más de lo que parece, en el mundo se está (se continúa) librando una guerra mágica; Si, suena a peli, pero eso es culpa de las pelis.
Hay objetos y lugares que poseen "poder" y aquellos que lo saben luchan por ellos, por ejemplo por Jerusalen.
-¿Que es cuestión de fe, que solo es algo para fanáticos?
- Aunque así fuera, esos fanáticos son los que dirigen el mundo, así que si ellos se lo creen, nos afecta a los demás, pero de lo que realmente se trata es de lo que los demás no sepan la realidad.


Investiga sobre los monolitos que trasladó Napoleón, o los romanos, o los Yankis o el Vaticano...
Te lo presentarán como estupideces, propaganda, búsqueda de notoriedad, megalomanía... pero ellos saben bien lo que hacen y el porqué y también porque ocultarlo a "los dominados"

Saludos.

NuMaN dijo...

Gracias a ambos por los comentarios, ambos muy interesantes y que me dan qué pensar, disculpen no haberos contestado a tiempo aunque si leído.
Un abrazo.

METAL dijo...

Me genera mucha frustración ver a fanáticos religiosos con cuotas de poder.
Una más.

EL MALEFICIO DE LA DUDA

EL MALEFICIO DE LA DUDA
POR AMOR AL ARTE