lunes, 2 de julio de 2012

Intervención Presidente Mujica En Río


Buenas tardes, amigos y lectores ocasionales de éste espacio...
Rompo el silencio autoimpuesto para difundir algo que me parece necesario y ÚTIL para nuestras cabezas.
Los dejo con la palabra de un hombre que con sus mas y sus menos, considero notable.

¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?

¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?

¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales?

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.

No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y las sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.

Pero ese hiper consumo es el que está agrediendo al planeta.

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida. ¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas! Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

Estos son problemas de carácter político. Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”. Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado, sino que tenemos que gobernar al mercado.

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político. Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”. Y desea más y más.

Esta es una clave de carácter cultural.

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan. Y lo voy acompañar, como gobernante. Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan". Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa. La causa es el modelo de civilización que hemos montado. Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes. Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo. Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas. Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne. Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas. Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes. ¿Por qué? Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad. Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra, del cuidado a los hijos, junto a los amigos. Y tener, sí, lo elemental.

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos. Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama felicidad humana." 
-José Mujica en la reunión Río+20 

Intervención Presidente Mujica en Río+20  

 Gracias a Guillermo Ruiz Alvarez, que compartió el texto en facebook, y a Planeta Gea que incluyó el discurso en su post. Planeta Gea también incluyó un vídeo que hace tiempo compartí aquí mismo, en que José Pepe Mujica dice cosas tan básicas como importantes que creo que viene bien recordarlo.

Lección De Vida

12 comentarios:

Piedra dijo...

Me recuerda a Labordeta, por su espontaneidad y su sinceridad.
El último vídeo es muy ilustrativo.
(el otro también esta bastante bien)

Rafa Hernández dijo...

Bueno yo creo que este hombre está bastante acertado con lo que dice, lástima que el mundo no se pueda cambiar ni tan siquiera aportar los incisos de lo que algunos sensatos pretenden, porque estamos dominados por los poderosos que no tiene compasión alguna. Los vídeos me parecen muy buenos. Buen trabajo NuMaN.

Un abrazo.

Nicolás dijo...

Un ser humano integro que predica con el ejemplo con su coherencia y sencillez, y ostentando el cargo que ocupa tiene doble valor. Un rara avis muy necesario en este mundo plagado de corrupción, miseria política e intelectual. Un ejemplo a seguir.

Buenos vídeos NuMan, el mensaje es sencillo, sí, pero sin contemplaciones, directo y cargado de razones donde apunta directamente a la yugular de la ideología neoliberal imperante. Deja claro lo que estos depredadores adoradores del dinero tienen en sus retorcidas mentes, que les importa una mierda si se cargan la única casa que tenemos los seres humanos para vivir, nuestro planeta.

[¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?]
Una pregunta que el Presidente Mujica responde y aclara con otra pregunta obvia para quien quiera entender y no estar ciego, no, no quedará oxigeno, pero yo pregunto ¿les importa esto a los que viven en el corto plazo solo pensando en su bienestar y en acumular? La respuesta ya la sabemos todos. Por eso cuando se pregunta que: ¿ese es el destino de la vida humana? su respuesta no puede ser más elemental: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad. Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra, del cuidado a los hijos, junto a los amigos. Y para lograr esto, lo más elemental, lo único que nos queda es deshacernos de los tiranos que nos someten, ardua tarea en este país, que se llenan las calles para aclamar una efímera y quimérica felicidad, mientras están desiertas para luchar por los derechos más básicos.

Después del bombardeo con la eurocopa, ahora le toca el turno anestésico social a las Olimpiadas, donde se mantendrá latente el fervor patrio (cientos de miles de ciudadanos han salido a festejar la copa de Europa) y las banderas rojigualdas en los balcones de esos ¿ciudadanos? que son capaces de matar por su equipo, por su bandera, por España (su España) pero que son incapaces de mover ni un dedo por luchar y defender los derechos conquistados con el esfuerzo de muchos que dieron su vida y muchos que lo pagaron con cárcel, torturas y represión.

Muchos Mujicas,muchos Julios Anguita y Sanchez Gordillos nos hacen falta,pero lo dicho, dura tarea nos depara el futuro para los que no comulgamos con ruedas de molino de la dictadura de los mercados. Y no es pesimismo por mi parte, es una ducha fria de realismo, solo me cabe pensar en un poco de optimismo el saber que para después del verano, muchos se van a tener que comer la bandera y las camisetas de la selección porque se van a dar de bruces con la realidad, y más, con un gobierno que no para de recortar y empobrecer a la inmensa mayoría.

Salud y República

METAL dijo...

A mi me parece de una lógica tan aplastante. Si la mayoría de los padres se preocupan por el futuro de sus hijos y de sus nietos, y si cada vez es más evidente lo que el sistema capitalista hace con el medio y con las personas, no se entiende que este tipo de políticos no aparezcan como champiñones por todo el globo.
Comparto también el análisis de Nicolás sobre el sentimiento “superficial” patrio con el deporte y la falta de solidaridad y de sentimiento de unión como clase trabajadora.
Un abrazo camaradas.

Luis (Flamel) dijo...

Mujica,es un ser humano integro,con sus contradicciones ,con sus aciertos
y errores.
Es el mejor presidente que los uruguayos hemos tenido en años,aunque paradojicamente no es precisamente el que mejor cosas haya hecho ,su fortaleza radica en su humildad y honestidad en un medio(el poder político )donde realmente escasean estos valores . La corrupción generalizada llega a su propio partido pero él mantiene una actitud ética digna de reconocer.

Su intervención en Río lo muestran en su habitual idealismo,que muchas veces se vuelve difícil de conjugar con las realidades económicas que nos impones a presión(lease leyes de mercado) o por seducción (lease consumismo).

Un abrazo

Víctor C. dijo...

Coherentes palabras del presidente de Uruguay. Son palabras que todos los que presentamos una mínima conciencia social hemos ya repetido hasta la saciedad, pero proferidas por una persona que ostenta el cargo de presidente de una nación alienta el ánimo de quienes intentamos conseguir un mundo mejor, más equitativo, más igualitario, más justo. Desafortunadamente no es un discurso común entre los gobernantes, pues la mayoría de ellos son meras herramientas al servicio de los realmente poderosos, poderosos que lo son no democráticamente, pero que son los que nos están gobernando usando como estrategia sutil la utilización de los gobiernos aparentemente democráticos para así no alertar a los ciudadanos.

Los capitalistas son de mentalidad cortoplacista, lo que les hace priorizar sus beneficios económicos al mantenimiento del medioambiente. Ellos saben que el medioambiente (lo que nos hace poder vivir) aún resistirá durante sus cortas vidas, y por eso su visión no atiende a la prevención de los males que se puedan estar causando al planeta. Les importan bien poco cómo vivan las generaciones venideras a pesar de que sus hijos formarán parte de las mismas.

Coincido con la visión del presidente Mújica y de todos los que aquí habéis comentado, pero quiero resaltar uno de los párrafos de Nicolás, el referido a las celebraciones del triunfo de la selección española. En Madrid, el pasado día 2 de julio (lunes), ocuparon las calles más de un millón de ciudadanos para celebrar el triunfo de 11 millonarios, todos ellos portando banderas (borbónico-franquistas) de la que desconocen su origen y de la que desconocen que simbolizaba la ideología de aquellos que hicieron derramar sangre a quienes intentaron defender la democracia y el estado de derecho. Es una bandera untada de mierda y sangre. Pero el franquismo (40 años) y su régimen reformado (Monarquía parlamentaria actual-35 años) han sabido como adoctrinar a la gran mayoría de ciudadanos para conseguir que presenten un sentimiento patrio y chovinista acorde con sus dogmas, conduciéndoles a la ignorancia y al borreguismo. La lucha de los que aún tenemos algo de conciencia social porque hemos sido capaces de zafarnos de esos dogmas y adoctrinamientos se hace cada vez más difícil, pues observamos que más de un millón de descerebrados se echan a la calle para celebrar un falso triunfo cuyas consecuencias no repercuten en el bienestar real de los ciudadanos y que en concentraciones de protesta para reclamar nuestros derechos, que nos harían ser dignos humanos, no somos capaces ni salir a la calle ni un tercio de los que salieron para celebrar ese trivial triunfo circense.

Un abrazo NuMaN. Salud, República y conciencia no borreguil.

Javi dijo...

Verdades como puños. Que coherente.

Yo quiero un gobernante como el sr. Mujica para mi país.

Abrazo!

METAL dijo...

Y yo..y yo javi

NuMaN dijo...

Muchas gracias a todos por comentar en éste humilde sitio.
Vuestra atención es la que no me deja colgar los guantes o "tirar la toalla".
Un abrazo!

Andreievna dijo...

hermoso ser humano, Mujica. Un ejemplo de persona y de presidente. Le pregunto como nativo y conocedor del paño, Sr. Numan, si se aplica en este caso "los pueblos tienen los gobernantes que se merecen".

Otra cosa, por qué y para qué silencio autoimpuesto?

Saludes

NuMaN dijo...

Andreievna, yo sí creo que Mujica es una persona honesta, aunque puede meter la pata más de una vez y seguramente lo hace.
Vivimos en un mundo endemoniado y la condición humana es lo que es.De modo que el gobierno de éste hombre como cualquier otro tendrá fallos en una u otra cosa,en uno u otro componente.Además de que está supeditado a una superestructura, el capitalismo global, que le ata los brazos a cualquiera donde sea.
Asunto espinoso es lo de qué cosa se merece el pueblo.Muchas veces el pueblo elige, debidamente condicionado su propio sometimiento.Muchas veces unos pocos luchan por el resto sin preguntarle al resto si eso es lo que quiere.
En fin, no quiero divagarme.Mujica llegó al poder con el voto bronca de muchos que ni soñaban tiempo atrás con votarle.
Ahora estoy lejos geográficamente, pero con todos los fallos habidos y por haber (destaco: minería a cielo abierto, otra trampa expoliadora más del sistema) sostengo que el actual gobierno uruguayo es el mejor que ha tenido.Gran contraste con la dictadura encubierta que se vive en mi España adoptiva, que cada medida que toma el gobierno es para robar a los pobres y darle más a los ricos, un robin hood al revés!

Lo del silencio autoimpuesto (así mismo le llamo siempre) es una cuestión cíclica que tengo...Tendría temas para cientos de posts pero a veces necesito de cierta introspección y curar las llagas de la infoxicación a la que soy algo adicto.Por otra parte,mal ejemplo el mío si escribo discursitos por la red y luego desatiendo las pequeñas batallas que tengo justo a mi lado.Y en éste momento, me rodea una batahola considerable.La figura que se me antoja más ilustrativa es que estoy sentado en un volcán que empieza a hacer "rumble rumble"...No obstante opté por no más "despedidas definitivas" de ésas que duran poco y que ya no me las creo ni yo.
Salutti,rusa!

Andreievna dijo...

pensar, decir, hacer, hacerse. La coherencia (no digo linealidad, pero sí diálogo) entre esos aspectos de la vida es un horizonte, una utopía de esas que sirven -como dice otro uruguayo- para caminar.-

Saludes y sí, adentro y al lado es donde la energía del cambio CAMBIA.

EL MALEFICIO DE LA DUDA

EL MALEFICIO DE LA DUDA
POR AMOR AL ARTE