sábado, 28 de julio de 2012

Subnormalidades

Subnormalidades

por Marcos NuMaN
(C) 2012

"No es síntoma de buena salud el estar perfectamente adaptado a una sociedad enferma" 
J. Krishnamurti.

La Primera Mentira
Tal vez el comienzo del fin tiene más tiempo que las masivas emisiones de ce-o-dos a la atmósfera.
Tal vez todo comenzó con algo muy parecido a el árbol de la ciencia del bien y del mal.
Es que, los religiosos y otros "newagers" oscurantistas acostumbran a culpar a la ciencia y sus avances de la separación del hombre de la naturaleza.Claro que no es así,la ciencia (bien empleada y considerada como tal al margen de intereses no científicos) no ha hecho y no debería hacer más que acercar al hombre a la naturaleza, a la verdad de las cosas.
La religión por el contrario ha sido el primer separador del homo sapiens con respecto a su verdadera naturaleza y la realidad circundante.
No existían los i-pods ni los i-pads para desconectar a los vivos, pero existían los sacerdotes para codificar la realidad de acuerdo a sus intereses y a los de los lords aliados, que no eran otros que los antecesores de los mismísimos lords de hoy.
Por allí atrás nació la religión, el pecado, la culpa.Nació la más subnormal de las concepciones de la normalidad.Es difícil aislar la partícula de la mentira original y poner bajo el microscopio al germen de la normalidad subnormal,pero el rastro está fresco hasta el día de hoy.

Por Sus Frutos Los Conoceréis
Ramón Barral, sacerdote de la Parroquia de Bascuas (municipio Padrón en A Coruña), se negó a dar le comunión a una mujer discapacitada de 32 años que asistía a una misa junto a su madre porque según el buen representante de dios, se quedó dormida durante la ceremonia.
La joven al que el cura despreció tiene una discapacidad reconocida del 96%, provocada por el Síndrome de Lennox Gastaut, un trastorno epiléptico que le fue diagnosticado a los siete años.
Ernestina Vidal, la madre de Mónica Suárez afirmó que además es la segunda vez que le niega la comunión, y que irá donde deba ir para denunciar los hechos.La primera vez,Mónica tenía 16 años.
“Los discapacitados no son animales, son personas como nosotros, y como dice la Iglesia, todos somos iguales ante Dios”, tuvo que decir doña Ernestina como si fuera necesario en pleno siglo XXI llegar a verbalizar un enunciado así.Declara también la madre que cuando salieron de la Iglesia el cura se acercó a ellas y les dijo que “darle la comunión era como tirar la hostia”.La señora ha presentado la denuncia ante el Arzobispado, pero aún no ha recibido respuesta alguna.
El buen curita declaró a modo de justificación al periódico "La Voz de Galicia":"Si es una persona subnormal, ya no debe acercarse a comulgar".El muy (a)normal cura Barral, afirmó que le dio la comunión este verano “a un minusválido aquí en la parroquia, pero no estuvo en la actitud que estuvo ella ese día”.No, pienso yo que seguramente no tendría el síndrome de Mónica...Algunas personas tienen el mal gusto de dormirse en la iglesia, tener ataques epilépticos...Para eso, que no vayan a la iglesia, no, señor cura?
“¿Que me haya equivocado? – declaró el "hombre de dios" - pues me equivocaría, pero yo lo percibí según mi conciencia. Si es una persona subnormal, ya no debe acercarse a comulgar”.
Le faltó decir al cura que es un rollo tener que adaptar la entrada de la iglesia en sillas de ruedas.
En las épocas doradas de la iglesia, ya lo sabemos y es historia escrita, a toda esa gente molesta se le daba religiosamente un trato bien diferente.Muchos años después, otro devoto cristiano de nombre Adolfo y apellido Hitler, haría de las suyas también con los "subnormales".

Con Dios De Nuestro Lado
-Con Dios de su lado, la ministra española de (sin)trabajo Fátima Báñez se encomendaba en junio a la Vírgen del Rocío para salir de la crisis.
-Con Dios de su lado, el ministro español de (in)justicia se posiciona firmemente en contra del aborto (en contra del aborto para los pobres, porque ya sabemos que las chicas pudientes abortarán igual y más segura y discretamente sin tener siquiera que faltar a la misa siguiente); y devuelve en la letra a las mujeres, devotas o no, a su condición de cuarenta años (y hasta algún milenio también) atrás  en el tiempo en un fundamentalismo que hace palidecer al islamismo de peor fama.Eso sí, el buen ministro en un derroche de humanidad, se opone al aborto aún en caso de malformaciones del feto.
-Con Dios de su lado el devoto gobierno del PP recorta derechos, prestaciones sociales y ayudas a guadañazos haciendo el mal aún sabiendo a quién y a cuál (a los más desprotegidos, "naturalmente").
Mientras demuestra a las claras su desprecio por todos los "estómagos ociosos", a los trabajadores sin empleo y a los que se los harán perder, a los discapacitados, a los pensionistas, a los estudiantes...en fin, a la inmensa mayoría de las familias de España!; no deja de blandir el crucifijo en su doble moral demoníaca.  
Hitler se hacía cargo de toda esa "gentuza" en una cámara de gas.El método del terrorismo financiero de la derecha, es más lento y doloroso, pero tiende al mismo resultado.
-Con Dios de su lado, las fuerzas del orden van a él rogando y con sus porras dando, sin mirar a quién, a estudiantes, ancianos, personas en silla de ruedas...sin discriminar!!!
-Con Dios en su regazo el buen cardenal Rouco Varela también el pasado mes de junio les echó a los desahuciados como perros encima a los policias para desalojar la Almudena.Es notorio que no hay peor imagen que...la de desahuciados ocupando la casa de dios.O alguien pensó que la iglesia es la que da mala imagen con ésto?
Dios en lo alto, contempla alborozado como ponen de rodillas a gente que se resiste...a quedar en la calle injustamente.
-Con Dios en su entrepierna, el buen cardenal Rouco Varela vocifera que si le cobran el Ibi a las propiedades de la iglesia, la ayuda de Cáritas a los necesitados, se resentirá, cuando es notorio que de la monumental partida de dinero público que recibe la iglesia, Cáritas sólo recibe mendrugos.Sin las donaciones personales privadas y sin el trabajo de los voluntarios, muchas veces no religiosos, y SIEMPRE "no cardenales", ni Cáritas ni otras organizaciones (porque hay otras,sí, su señoría) simplemente no existirían.
"La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respetuo mutuo." Eduardo Galeano.
Está claro que ésta triple entente de fascistas, banqueros y sacerdotes no escatima recursos para la humillación del pueblo.

La lista es interminable y actualizable, ésto es solo un muestrario acotado de subnormalidades con Dios de su lado.
Dios es católico,"republicano" (pero de los de estados unidos,obviamente! a no confundir...), del PP y tiene un despacho en Wall Street.En la bolsa de Madrid tan solo tiene arcángeles y en la Moncloa, querubines segundones...

Bob Dylan - With God In Our Side


Subnormalidad Política
Es claro cual es el patrón de normalidad para algunas "autoridades".Es claro para mí también que la ciudadanía a veces ha tomado por "subnormalidades" algunas conductas de sus "representantes":Las chapucerías, por ejemplo de un José Luis Rodriguez Zapatero negando la crisis y delirando brotes verdes, o confundiendo "apoyar" con "follar".Las incontables chapucerías de su sucesor y actual mandatario llenan una lista copiosa, y suma y sigue.
Da la impresión de que son subnormales.Pero el sacrosanto Dios Capital (conocido por romanos y helenos también como un multiforme "Mercados"), no perdona debilidades ni deformidades, no. Entonces, porqué contrata a ex presidentes supuestos chapuceros y subnormales para altos cargos de sus empresas privadas?
(me refiero concretamente a los ilustres antecesores de Mariano, los pensionistas de Moncloa Zapatero, Felipillo y Aznarín)
No, no son subnormales.Nada de lo que hacen o dejan de hacer obedece a deficiencias o impedimentos,no.Eso podríamos creer de ser incautos.
Lo creen en todo caso los ciudadanos que han relegado su ciudadanía a niveles de subnormalidad.
El Dios Capital no paga por fallos, paga por trabajos bien hechos con arreglo a una agenda bien delineada.Archívese.

No Quiero Ser Normal
En éstos días por razones obvias navega muchísimo en la red social aquella frase de que cuando la ley es injusta lo correcto es desobedecer,que dicen que dijo un tal Gandhi.Más o menos en la misma línea yo pienso que cuando la normalidad implica la aceptación de conductas aberrantes, ser considerado un subnormal es algo deseable.O siguiendo a Krishnamurti, si todo lo que está pasando te enferma, es que eres una persona sana.Yo quiero creer que soy y estoy sano.
Finalizaré éste largo monólogo de hoy, diciendo que si hay una palabra que me rechina (y sólo con fórceps mental la he usado) y que en realidad tiene tan débil sentido como su opuesta es precisamente "subnormal".
Aquí en España me enteré que era de uso hasta hace relativamente poco tiempo atrás para designar a personas con diferentes discapacidades o impedimentos (físicos o psíquicos).En Uruguay, y muchas personas se han sorprendido aquí al saberlo, oficialmente se ha dejado atrás la denominación de "discapacitado" así como la de "disminuído" por considerarla discriminatoria e inapropiada.Allí al sur de América se les llama "personas con capacideades diferentes", que es más largo pero políticamente más correcto.No recuerdo haber escuchado en Uruguay la palabra "subnormal" para referirse a alguien ciego,con parálisis cerebral, autismo o síndrome de down.Si alguien dijera algo así, no pasaría mucho rato antes de que algún transeúnte comedido le diera cuatro hostias al que la vocalizara.
Palabras, palabras.A veces pueden ser hirientes, a veces no se ajustan al hecho objetivo o a veces por rebuscadas diluyen lo que quieren representar.
Pero lo que cuentan son los hechos, las actitudes de la mayoría de la sociedad y las políticas que lleva adelante la clase gobernante.
En éste mundo en que vivimos y en ésta región europea en particular en que hoy padecemos con mayor violencia el terrorismo financiero global, hay que tener claro que lo normal es lo atroz y que lo aceptado es inaceptable.
Recomiendo enfáticamente la lectura del artículo de Javier Gallego en http://blog.rtve.es/carnecruda/2012/07/sois-escoria.html (que también hemos reproducido en nuestro blog colectivo http://adaywithouttv.blogspot.com.es/2012/07/sois-escoriapor-javier-gallego.html)

Por todo lo antedicho y mucho, muchísimo más que no acierto a sintetizar en éste espacio, yo, no quiero ser normal.
...
....
.....
Ni perder el humor, por eso...Con éstos músicos de mi tierra me despido hasta otra ocasión.

Cuarteto De Nos - No Quiero Ser Normal


Porque tienen la teoría 
que siempre la mayoría 
de la gente tiene razón. 

Si en una isla abandonado 
quedo con tres retardados 
y si entre ellos un líder votan 
yo no voy a dar pelota 

Y no, democracia no 
mi voto es mejor 
y si es por mi dominaría una minoría 

Huyo de la multitud 
y no me electrocuto en la corriente. 

No quiero ir donde todos van 
y odio la navidad 
muchos dirán: “eso está mal” 
no quiero ser normal. 

Hice un curso de croata 
y mi mascota es una rata 
y odio ir a una manifestación 

A ningún héroe glorifico 
y con nadie me identifico 
porque lamentablemente 
no me gusta la gente. 

No, no quiero ser igual 
a los del comercial 
y solo se que lo que es moda me incomoda 

No, no quiero imitar 
y por ser como todos no ser nadie 

No quiero ir donde todos van 
y odio la navidad 
muchos dirán: “eso está mal” 
no quiero ser normal. 

Y no se por que será 
si algo me entra a gustar 
nunca está en el ranking, raiting, ni el top twenty. 

Y si se vuelve popular 
a mi me aburre y ya no me interesa 

No quiero ir donde todos van 
y odio la navidad 
muchos dirán: “eso está mal” 
no quiero ser normal.

lunes, 2 de julio de 2012

Intervención Presidente Mujica En Río


Buenas tardes, amigos y lectores ocasionales de éste espacio...
Rompo el silencio autoimpuesto para difundir algo que me parece necesario y ÚTIL para nuestras cabezas.
Los dejo con la palabra de un hombre que con sus mas y sus menos, considero notable.

¿El modelo de desarrollo y de consumo que queremos es el actual de las sociedades ricas?

¿qué le pasaría a este planeta si los hindúes tuvieran la misma proporción de autos por familia que tienen los alemanes? Cuánto oxígeno nos quedaría para poder respirar?

¿tiene el mundo los elementos materiales como para hacer posible que 7 mil u 8 mil millones de personas puedan tener el mismo grado de consumo y de despilfarro que tienen las más opulentas sociedades occidentales?

Hemos creado esta civilización en la que hoy estamos: hija del mercado, hija de la competencia y que ha deparado un progreso material portentoso y explosivo.

Pero la economía de mercado ha creado sociedades de mercado. Y nos ha deparado esta globalización, cuya mirada alcanza a todo el planeta.

¿Estamos gobernando esta globalización o ella nos gobierna a nosotros?

¿Es posible hablar de solidaridad y de que “estamos todos juntos” en una economía que basada en la competencia despiadada? ¿Hasta dónde llega nuestra fraternidad?

El hombre no gobierna hoy a las fuerzas que ha desatado, sino que las fuerzas que ha desatado gobiernan al hombre. Y a la vida.

No venimos al planeta para desarrollarnos solamente, así, en general. Venimos al planeta para ser felices. Porque la vida es corta y se nos va. Y ningún bien vale como la vida. Esto es lo elemental.

Pero la vida se me va a escapar, trabajando y trabajando para consumir un “plus” y las sociedad de consumo es el motor de esto. Porque, en definitiva, si se paraliza el consumo, se detiene la economía, y si se detiene la economía, aparece el fantasma del estancamiento para cada uno de nosotros.

Pero ese hiper consumo es el que está agrediendo al planeta.

Y tienen que generar ese hiper consumo, cosa de que las cosas duren poco, porque hay que vender mucho. Y una lamparita eléctrica, entonces, no puede durar más de 1000 horas encendida. ¡Pero hay lamparitas que pueden durar 100 mil horas encendidas! Pero esas no, no se pueden hacer; porque el problema es el mercado, porque tenemos que trabajar y tenemos que sostener una civilización del “úselo y tírelo”, y así estamos en un círculo vicioso.

Estos son problemas de carácter político. Nos están indicando que es hora de empezar a luchar por otra cultura.

No se trata de plantearnos el volver a la época del hombre de las cavernas, ni de tener un “monumento al atraso”. Pero no podemos seguir, indefinidamente, gobernados por el mercado, sino que tenemos que gobernar al mercado.

Por ello digo, en mi humilde manera de pensar, que el problema que tenemos es de carácter político. Los viejos pensadores –Epicúreo, Séneca y también los Aymaras- definían: “pobre no es el que tiene poco sino el que necesita infinitamente mucho”. Y desea más y más.

Esta es una clave de carácter cultural.

Entonces, voy a saludar el esfuerzo y los acuerdos que se hagan. Y lo voy acompañar, como gobernante. Sé que algunas cosas de las que estoy diciendo "rechinan". Pero tenemos que darnos cuenta de que la crisis del agua y de la agresión al medio ambiente no es la causa. La causa es el modelo de civilización que hemos montado. Y lo que tenemos que revisar es nuestra forma de vivir.

Pertenezco a un pequeño país muy bien dotado de recursos naturales para vivir. En mi país hay poco más de 3 millones de habitantes. Pero hay unos 13 millones de vacas, de las mejores del mundo. Y unos 8 o 10 millones de estupendas ovejas. Mi país es exportador de comida, de lácteos, de carne. Es una penillanura y casi el 90% de su territorio es aprovechable.

Mis compañeros trabajadores, lucharon mucho por las 8 horas de trabajo. Y ahora están consiguiendo las 6 horas. Pero el que tiene 6 horas, se consigue dos trabajos; por lo tanto, trabaja más que antes. ¿Por qué? Porque tiene que pagar una cantidad de cosas: la moto, el auto, cuotas y cuotas y cuando se quiere acordar, es un viejo al que se le fue la vida.

Y uno se hace esta pregunta: ¿ese es el destino de la vida humana?

Estas cosas que digo son muy elementales: el desarrollo no puede ser en contra de la felicidad. Tiene que ser a favor de la felicidad humana; del amor a la tierra, del cuidado a los hijos, junto a los amigos. Y tener, sí, lo elemental.

Precisamente, porque es el tesoro más importante que tenemos. Cuando luchamos por el medio ambiente, tenemos que recordar que el primer elemento del medio ambiente se llama felicidad humana." 
-José Mujica en la reunión Río+20 

Intervención Presidente Mujica en Río+20  

 Gracias a Guillermo Ruiz Alvarez, que compartió el texto en facebook, y a Planeta Gea que incluyó el discurso en su post. Planeta Gea también incluyó un vídeo que hace tiempo compartí aquí mismo, en que José Pepe Mujica dice cosas tan básicas como importantes que creo que viene bien recordarlo.

Lección De Vida

EL MALEFICIO DE LA DUDA

EL MALEFICIO DE LA DUDA
POR AMOR AL ARTE